sábado, 5 de abril de 2008

Aaiun, gritando lo que se siente. Generación de la Amistad Saharaui





“Aaiun, gritando lo que se siente” es un libro que surge para romper el silencio, un grito al ocupante marroquí para decirles que la tierra no es de ellos y que la gente no es de ellos. Los poetas saharauis hemos elegido la indefensa palabra que predica en nombre de la paz para gritar ¡basta! porque hay un anhelo que ya no espera más. A través de la resistencia pacífica los saharauis de las zonas ocupadas llaman a la inminente derrota del horror y sus perros guardianes. “Aaiun, gritando lo que se siente” es un homenaje a las voces silenciadas que resisten con firmeza de acacia solitaria, manteniendo una fiel esperanza de libertad y primavera. Como la calma después de la tempestad, los poetas saharauis volvemos nuestra mirada a El Aaiun, umbral para nuestra sed de libertad.
En julio de 2005 unos jóvenes poetas saharauis se constituían como grupo en Madrid bajo el nombre de Generación de la Amistad Saharaui. De aquel congreso constituyente salió el compromiso de editar una antología homenaje a los que resisten en el Sahara ocupado. Ese compromiso con sus hermanos saharauis se editó, recordando los versos de Quevedo, bajo el nombre de “Aaiun, gritando lo que se siente”



Autores: Generación Amistad- Ali Salem Iselmu, Bahia Mahmud Awah, Chejdan Mahmud, Larosi Haidar, Limam Boicha, Luali Lejsan, Mohamed Ali Ali Salem, Mohamed Salem Abdelfatah Ebnu, Saleh Abdalahi, Zahra Hasnaui
Edita: Universidad Autónoma De Madrid y Editorial Exilios
Año de publicación: 2006
Encuadernación: 1. Rustica
Número de páginas: 100 páginas
ISBN: 8461117220
Lengua (idioma): Castellano


Basta

¡Basta!. Las calles enfurecidas
se alzan y comentan
las grandes injurias.

¡Basta!. Las casas pululan
de rabia desmesurada.

Y, ¡basta!, porque hay
un anhelo que ya no espera más.

En estos tiempos ya no
quedan enfados que calmar
y, desde el corazón del oprimido
se exalta la rabia contenida.

Las ciudades del Sahara sombrío
se levantan una vez más,
para gritar orgullosas:
¡Basta!. ¡Basta!. ¡Basta!.


Chejdan Mahmud

No hay comentarios: