domingo, 26 de abril de 2009

La fuente de Saguia. Generación de la Amistad Saharaui





Pedidos en tienda [arroba] umdraiga.com

Un niño que perdió la vida corriendo hacia la vida, un buscador de dromedarios bondadoso en el inhóspito desierto, las travesuras de unos niños en el internado o las dificultades de un inmigrante al que llaman extranjero, cuando en el Sahara al extranjero se le llama huésped, son algunos de los relatos que habitan estas páginas.

Relatos que hacen reír, reflexionar, o que provocan alguna lágrima, relatos con historias sorprendentes.

La fuente de Saguia nos ofrece historias para conocer el Sahara de la mano de ocho escritores saharauis que nos acercan al sufrimiento y la esperanza de este pueblo hermano que pretende seguir escribiendo su propia historia.


La fuente de Saguia
Autores: Ali Salem Iselmu, Bahia Mahmud Awah, Chejdan Mahmud, Limam Boicha, Mohamed Salem Abdfatah Ebnu, Mohamidi Fakal-la, Saleh Abdalahi, Zahra Hasnaui.
Editorial: Diputación de Zaragoza y Um Draiga
Año de publicación: 2009
Encuadernación: Blanda
Número de páginas: 224 páginas
Idioma: Castellano


Sobre los relatos de la Generación de la Amistad han dicho:

Impresionante. Esa es vuestra magia: hacer belleza incluso describiendo el horror.

Gracias a todos vosotros por el empeño con la causa Saharaui. Estoy segura que esta lucha y toma de partido es importante para hacer conocer la cultura que "Piensa y escribe en español". La Güera (Guernica Saharaui) también existe.

Una noche de febrero de 2006 me quedé tumbado en una duna de Auserd viendo como las estrellas me decían que no debía hacerlo. Gracias a la Generación de la Amistad por hacerme sentir que mi pueblo hermano no esta tan lejos como algunos quieren hacérmelo ver.

Ojalá que tus hijos y los míos entiendan estas palabras como las entendemos tú y yo, como ese puente que permite salvar el río que se lleva el presente sin dicha y el dolor sin remedio y sortear la dificultad del respeto, el abrazo, la mutua ayuda y progreso.

Amo el Sahara y los saharauis. Y también amo Lavapiés, donde viví unas semanas durante los años 80. No hay belleza más grande que las estrellas durante la noche en los campamentos de Tinduf. Gracias.

Y grito yo, no murió su vida es mi vida, su vida es eterna. Un gran saludo a todos los escritores saharauis.

Leo, emocionado, el bello texto, y espero que el corazón de Castilla sea generoso al acoger la sangre hermana del desierto. Y que, si hay un futuro para alguien, las causas nobles como las vuestras alcancen la victoria.

Esta historia me hace sentir el calor del fuego en ese desierto que aun siendo para mí tan desconocido, duro y lejano, se me hace entrañable, y me habla de lo esencial de la compañía, la mirada, la palabra, la acogida, en medio de un mundo que nos tiene tan acostumbrados a todo lo contrario. Gracias por compartir estas experiencias del corazón a través del arte de la palabra.

Mucha gente escribe sobre ustedes pero lo interesante es cuando ustedes hablan sobre su historia.

Soy cubana y ahora entiendo que no existen barreras para los hombres y mucho menos para los que tienen el valor de luchar contra la injusticia social y por los derechos humanos.

¡Qué importante es tener metas, sueños, anhelos! Gracias por la belleza incluso en medio de la dureza de la historia narrada.

La situación de muchos saharauis cuando llegan a España es lamentable. He escuchado muchas anécdotas de los problemas que han tenido amigos saharauis al llegar, al estar sin papeles, al buscar un trabajo, al buscar una vivienda digna.

Me llenó el alma de esperanza y sosiego.

Este libro es como un oasis en el que me detengo de vez en cuando para beber de sus pozos y fuentes.

Gracias por hacer una literatura exquisita.

No hay comentarios: